Las Guitarras Gualeyas, convocadas al 34° FIMU de Belfort, Francia

El grupo entrerriano de música del litoral “Las Guitarras Gualeyas”, integrado por Juan Martín Caraballo (Guitarra), Nadia Ojeda (Guitarrón) y Valentín Cosso (Guitarra), ha sido convocado para participar del 34° Festival Internacional de Música FIMU, a desarrollarse durante los días 9 y 12 de septiembre en la localidad de Belfort, Francia.

Luego de un 2020 muy duro para los y las artistas de todo el mundo por la pandemia por coronavirus -situación que pareciera no dar tregua-, este viaje llega no sólo como una conquista personal fruto del esfuerzo y el compromiso con el cancionero entrerriano, sino como una oportunidad de difundir, visibilizar y revalorizar nuestra identidad llevándola a escenarios internaciones. Cabe destacar, además, que es el único grupo de Argentina seleccionado para participar en este festival, al que asisten más de 100 grupos de todo el mundo y que confluyen en la ciudad del este de Francia para ofrecer a sus habitantes la música más variada y diversa de la actualidad.

“Con un año de parate de nuestra actividad laboral y artística, no contamos con los recursos para costear de manera autogestiva el viaje. A tal fin, nos encontramos en diálogo con la Secretaría de Cultura de la provincia y hemos viabilizado esta necesidad en otros estamentos del Estado a través de nuestros representantes del pueblo en la Legislatura entrerriana. Por otra parte, nuestra participación en el 34° Festival Internacional de Música FIMU, fue declarada de Interés Cultural por el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Gualeguay Exp: 023/2021. Continuamos en la búsqueda de apoyo y financiamiento para poder hacer de esta posibilidad una realidad”, puntualizan desde el trío de guitarras.Trayectoria

El grupo “Las Guitarras Gualeyas” está integrado por los músicos oriundos de la Ciudad de Gualeguay, Entre Ríos, Juan Martín Caraballo (Guitarra), Nadia Ojeda (Guitarrón) y Valentín Cosso (Guitarra). Desde el 2018 llevan adelante este proyecto en donde interpretan música de autores y compositores de su provincia. Un claro ejemplo es su primer material discográfico, “Dimotta en Guitarras”, editado ese mismo año. Este trabajo, abarca obras del acordeonista entrerriano Abelardo Dimotta, tan trascendental para la historia del chamamé y la música entrerriana.

Desde el grupo Las Guitarras Gualeyas, levantan bien en alto las banderas de la pertenencia con la música, el paisaje, la gente y la cultura de su provincia, llevando ese capital humano y artístico a diversos escenarios de la región y del país, como el Festival Nacional del Chamamé en Federal, la Fiesta Nacional del Chamamé en Corrientes, el Festival Mayor del Folklore en Cosquín, visitando provincias como Mendoza, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Corrientes y Chaco.

Durante el año 2020, donde la presencialidad estaba restringida, abocaron su impulso creativo en generar contenidos audiovisuales y recitales vía streaming; contenidos que están disponibles en las redes sociales de “Las Guitarras Gualeyas”.

Actualmente, el grupo se encuentra trabajando en su segundo material discográfico que llevará el nombre de “Guitarra para el Camino” y estará dedicado a la obra de más autores, grandes referentes del panorama musical entrerriano, con quienes compartirán algunas de esas versiones: Jorge Méndez, Hugo Duraczek, Raúl Ponce, Carlos Santamaría, Víctor Velázquez y María Silva, entre otros.

Redes sociales

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCNpqomxz-JJRNE70TVIqZjQ

Spotify: https://open.spotify.com/artist/3PVcBd0USwOSpl8QjCCp6Y

Facebook: https://www.facebook.com/GuitarrasGualeyas

Instagram: Lasguitarras_gualeyas

Reeditan el libro «Montielero», de Manrique Balboa Santamaria

Por MARIO DANIEL VILLAGRA (Especial para EL MIÉRCOLES DIGITAL)

Miguel de Ferdinandy dice que la tradición es semejante a un difunto, en tanto que su “alma no ha muerto con su cuerpo y que espera, entonces, una resurrección”. Algo de eso podemos pensar entre la primera edición de Montielero en 1953 y esta reedición de la obra narrativa. No solamente porque el autor, Manrique Balboa Santamaria forma parte de la historia de la literatura entrerriana, sino por la impronta gauchesca del texto.

La obra se levanta y camina XXXI capítulos. El autor pone en voz de Serviliano Almirón, criado de doña Natalia (Torres), las andanzas del gaucho Calandria… “me dijeron que estos pagos eran los del gaucho Calandria”. “¿Así que yo soy Calandria?” “Ansina te llaman por tuitas partes. También dicen que sos el mejor corredor entre el monte y que le sabés el canto a tuitos los pájaros”, dice en sus entrañas el libro, lo cual evidencia que el yo narrativo habla en primera persona y en momentos de él en tercera.

Es la historia de un joven, “un muchacho dao”, en Villaguay, que con quince años decidió cruzar el rio Gualeguay, salir de su tierra para vivir historias campestres, sin saber que con los años viviría como un montaras… “el monte me llamaba, y aquí he vuelto, entre el curupí, el yatay, los quebrachos, algarrobos y añejos talas”. Pero para que el Calandria quedara en la historia de la literatura como Calandria, pasarían muchas escapadas, muertes, enseñanzas y sorpresas.

No nos dejemos impresionar, la orden del juez habla de no tener delitos ni faltas, no otra cosa que “no fuera la de andar de matrero en las selvas de Montiel”. Calandria tiene que pasar algunos entreveros y malentendidos, incluso que aparezca Andrea y diga: “Pídale la bendición a su padre, que es ese hombre”. Entonces, sin dudas, luego de veintiocho capítulos, el clima comienza a declinar al final. Calandria debe tomar una decisión. Pero eso no queda allí, hay más fallos que sorprender al final, no de su vida, sino de la etapa que refleja lo narrado.

Pero vayamos al principio. A diferencia de los ambientes cerrados de las primeras novelas, aquí son los “cercos de membrillos y palos a pique, y otras tunas y ñapindá” lo que delinean el umbral de entrada a la realidad ficcional, pero sin perder detalle de la realidad del lector. La mirada de un joven que va percibiendo los hechos del pueblo, agudizando su sensibilidad en la rueda del mate, junto al fogón con don Claudino y la visita del Vate Moreira… “dicen que había sido el poeta del brigadier general don Crispín Velásquez”; y que vio de chico pasar por “la calle Ancha” a los lanceros del coronel Polonio, “para seguir hasta el departamento Victoria, en busca del jefe de la revolución”.

Este joven, luego de algunos sucesos —ver como casi decapitan a un hombre, por ejemplo—, comienza a notar las injusticias del accionar policial y muta hacia una toma de posición: “De este lado del Gualeguay me parecía respirar otro aire de más libertad y salvado de las persecuciones de la policía”. Decide irse, escaparse con su amigo; pero recordemos, desde el principio dijimos que estamos ante un texto de la gauchesca.

Así como en Martín Fierro la aparición de Cruz da un giro literario que pasa del monólogo a un seudo diálogo, en tanto que se utiliza la retórica de un personaje secundario, en Montielero la figura de otros personajes es sustancial en la ingeniería del texto.

El Tero es su primer amigo importante, con él atraviesa el río y encuentra los primeros trabajos en estancias cuando la Calandria aún estaba emplumando con quince años. Luego de perder a su amigo, el Tero, el joven Calandria entra en una etapa de tener un referente, así es como aparece don Elisio. Hay un fragmento que muestra la gramática y la escena gauchesca en todo su esplendor:

“Yo aflojé (dijo Calandria), pero el carnicero y don Elisio continuaron comiendo con pausa. “De poco comer había sío el mocito”, argumentó el hombre, mientras se preparaba para tomar un vaso de vino. Luego agrego: “Muy lindo ha estao el asao, ¿no? Ahura hay que asentarlo con unos amargos. ¡Aaah!… Primero via trai fritos que han hecho las mujeres”. Se fue y volvió con una fuente de fritos. Don Elisio estiró el brazo y ensartó tres con el cuchillo, y al levantarlos, les chorrió la miel de lechiguana. Yo hice otro tanto, y después tuve que aflojarme el cinto con disimulo. Tomamos mates, y el hombre, muy atento, nos dijo con franqueza: “Ahura desensillen, pues, y larguen en ese potrerito, ansina duermen la siesta”. Don Elisio, dando vuelta el cinto, le contesto: “Primero vamos a pagar lo que hemos comío, y después sí. Le alargó un billete. ¡“Nooo! ¡De ninguna manera! Ha venido a mi casa, don Elisio, que es como si juera suya. ¡Nooo! Valiente don Elisio”. “Somos bien amigos, pero usté trabaja pa vivir y yo también don Melitón. Lo que es justo es justo. Cóbrese y dispués sí, me invita lo que guste”. El carnicero, sin dejar de hacer cumplidos, tomó el billete, cobró y le alcanzó el vuelto”.

De esta manera vemos que espíritu de Calandria se fue formando al lado de tutores que fueron guiando su camino. Sin embargo, terminaría aceptando su fama de matrero, y que “hasta leyendas se tejían sobre mi vida y las habilidades de mi caballo para saltar palmas y alambrados nuevos”. El dicho popular dice “hazte fama y échate a dormir”, pero según la vida de Calandria eso se pondría en duda: “la confianza que me inspira la selva se volvía desconfianza bajo cualquier techo, sobre todo de noche…”.

De lo que estaba seguro, entonces, era de que con su “gatiao” eran “dos seres sin querencia. Él no tenía tropilla para relincharle ni yo tenía rancho donde albergarme. Solo el cielo era nuestro techo, y por las noches, algunas veces, la luna, la alegría”. Había otras alegrías: carreras, yerras… hasta un velorio supo llevarlo la andanza al Calandria, que los diarios hablaron de él; Borges lo conoce.

Pero hablemos, por último, del autor y esta obra. En nota de 1948, agradece a estancieros, troperos, domadores, payadores y criollos completos. Algunos trabajos lo presentan como maestro rural y novelista, pero también fue periodista. Con esta obra obtuvo el primer premio otorgado por la Comisión Nacional de Cultura, para los años 1948-1950, correspondiente a la región Mesopotamia. “Los cuadros de la novela están tomados de la tierra misma; los hombres y los paisajes diseñados con sus temperamentos y sus particularidades”, dice el comentario de la primera edición de Kraft en Buenos Aires, y con toda lógica, pues, Manrique Balbo Santamaria supo estar en el acta de Republica de Puerto Viejo, donde se afanaban de ser restauradores de “los paisajes naturales”. Y, como dice en esa nota, tuvo sus “cruces por aquellos montes” y Montielero toca eso que dice. En esta edición, Del Clé rescata una empírica fotografía del Calandria original, datada en la década de 1920, pero el texto nunca define el contexto histórico del Calandria. Podemos suponer, por la similitud, ya dicha antes, con la obra Calandria, de Martiniano Leguizamón, que todo puede transcurrir entre 1870-1879.

No obstante, la novela brinda algunos indicios que pueden afirmar esa hipótesis: “los campos se alambraban y la compañía inglesa dueña de La Gama empezaba a hacer potreros que tenías leguas […] los tiempos iban cambiando y que cada día adquirían tierras los extranjeros para desmontarlas y ararlas. En este caso, el arado era mi enemigo…”.

Mas allá de estas persistencias temáticas (Izaguirre, 2018) que emparentan Montielero con otras obras literarias, Balboa brinda un punto de vista particular y que difiere de Leguizamón; éste da muerte a Calandria por “un criollo trabajador”, ahora, nos sorprenderemos al leer “De matrero a sargento de policía de La Gama era una diferencia regular”, pero el final no lo sabremos hasta unos días después, en la página 260, donde se rinde ante… ¿la ley, una persona, el monte? O las tres.

www.elmiercolesdigital.com.ar

Editorial Fundación La Hendija presentará su nuevo lanzamiento de manera online

El próximo miércoles 12 de mayo a las 18; Editorial Fundación la Hendija realizará la presentación online del libro “La escucha docente en el proceso de enseñanza- aprendizaje” de Margo Ester Larraburu. La propuesta contará con la presentación y participación de Alejandro Martínez, Cristina Rosolio, Gladys Esperanza, Claudia Perlo y Ana Llamazares. La actividad se llevará adelante en la plataforma de Facebook de Editorial Fundación La Hendija.

Acerca del libro:

Preguntar, escuchar y responder, habilidades esenciales que parecen haber desaparecido del arsenal pedagógico del docente, pueden ser recuperadas con el fin de ennoblecer la voz del alumnado. Pero será necesario sortear las barreras del aprendizaje para que se movilice el cambio.

Una herramienta para la mejora escolar se expresaría a través de un proceso dialógico estratégico de enseñanza-aprendizaje, posibilitando los procesos de aprendizaje sustentables. El mejoramiento en la calidad de la educación siempre estará vinculado al fenómeno comunicativo, porque “cuando nadie escucha, nadie aprende.”

Fragmento del prólogo escrito por Cristina Rosolio.

Encontralo en la Tienda Online: www.editorial.lahendija.org.ar

Se hacen envíos a todo el país

Lanzan la plataforma Identidades: espacio de contenidos y saberes culturales comunitarios

La plataforma Identidades es un espacio web para compartir saberes, experiencias y producciones realizadas por organizaciones y proyectos comunitarios de todo el país. El sitio aloja todo tipo de contenidos: documentales, ficciones, spots, entrevistas, conversatorios, podcast, radioteatros, musicales, videodanza, tutoriales y muchos más.

El Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Secretaría de Gestión Cultural y la Dirección Nacional de Diversidad y Cultura Comunitaria, presenta Identidades, un sitio web para compartir proyectos culturales comunitarios, y contenidos y producciones realizadas por organizaciones de todo el país.

El contexto de emergencia sanitaria y las medidas de cuidado han planteado enormes desafíos para la cultura y sus trabajadores y trabajadoras. Entre ellos, el de producir y circular bienes culturales en el territorio digital. En este marco nace Identidades, como un espacio para el encuentro virtual con la enorme diversidad cultural que habita en nuestro país.

El sitio aloja todo tipo de contenidos que reflejan historias y experiencias de las culturas comunitarias: documentales, ficciones, spots, entrevistas, conversatorios, podcast, radioteatros, musicales, videodanza, tutoriales y muchos más. Los contenidos, mayormente audiovisuales y radiales, son realizados por colectivos, organizaciones y proyectos culturales, y organismos y Programas del Estado. Entre ellos, Puntos de Cultura, el Programa Social de Orquestas “Andrés Chazarreta”, la Casa Popular de la Cultura Villa 21-24, el INCAA, la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC), el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), el PAMI, la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Universidades Nacionales, el Programa IberCultura Viva, el Instituto de Cultura del Chaco, entre otros.


Los contenidos están organizados en un índice temático que representan los principales ejes de trabajo de las organizaciones y colectivos de la cultura comunitaria, y por lo tanto de sus identidades:

Territoriales: Experiencias de trabajo colectivo, luchas y construcciones comunitarias, proyectos de economía social y popular.

Diversxs: proyectos y experiencias con perspectiva de género, activismos LGBT+ , educación sexual integral.

En la Memoria: construcción colectiva de la memoria histórica; Experiencias de luchas por Memoria, Verdad y Justicia, y por el acceso a nuevos derechos.

Raíces: producciones y experiencias que ponen en valor saberes de comunidades indígenas, cultura afro, colectividades y migrantes.

En movimiento: producciones de trabajos colectivos y expresiones teatrales, deportivas y artísticas, de las corporalidades.

Radio: contenidos sonoros y producciones colectivas para radios comunitarias.

Relatos: proyectos narrativos y experimentales, literarios, fotográficos y cinematográficos.

Musicales: producciones musicales solistas y grupales vinculadas a organizaciones comunitarias.

Caja de Herramientas: recursos didácticos, lúdicos, y experiencias educativas comunitarias.

Cada contenido se encuentra disponible para su reproducción online en identidades.cultura.gob.ar, acompañado por la información de procedencia, género, temática y las vías de contacto de sus realizadores y realizadoras, lo que permitirá facilitar el intercambio para solicitar compartirlo o descargarlo, y promover la construcción de vínculos colaborativos entre las y los usuarios.

A través de esta herramienta se pretende contribuir a la construcción de una base de contenidos y producciones accesibles que estimulen la reflexión, la creatividad y el disfrute, y fortalezcan el desarrollo cultural diverso e inclusivo de nuestra patria. Identidades es una invitación a compartir historias, experiencias y proyectos que promueven una perspectiva federal y la construcción de una sociedad más solidaria, justa e inclusiva.

Los y las interesadas en subir contenidos, compartir proyectos o experiencias dentro del sitio deberán escribir a [email protected]

Para ingresar al sitio web: https://identidades.cultura.gob.ar/

Hoy es el Día del Himno Nacional Argentino: curiosidades de su creación

El 11 de mayo de 1813 la Asamblea del año XIII sancionó como Himno a la marcha patriótica que llevaba letra de Vicente López y Planes y música de Blas Parera. Pero hasta llegar a la versión actual, hubo idas y vueltas.El 11 de mayo se celebra el Día del Himno Nacional Argentino y el motivo se debe a que un día como hoy, pero de 1813, la Asamblea del año XIII estableció como canción patriótica los versos y los compases compuestos por Vicente López y Planes y por Blas Parera.

A continuación, algunos detalles acerca de los orígenes de nuestro Himno y también algunas curiosidades que se presentaron a lo largo de la historia en la Argentina.
Cómo nació el Himno Nacional Argentino
Con la Revolución de Mayo ya en el pasado, el escenario político y militar que se vivía hacia 1813 en las Provincias Unidas del Río de la Plata era de suma intensidad y se encaminaba para lo que sería la declaración de la independencia en 1816.

Dentro de este contexto, las ideas de emancipación y de soberanía de la patria eran moneda corriente en las altas esferas de la sociedad y de la política, y atravesaban y se extendían por distintos ámbitos.Fue así como surgió la idea de que era necesario crear una canción patriótica que expresara los sentimientos de la época y las convicciones por las que se estaban luchando.

El objetivo era crear un símbolo patrio que sirviera de identificación al pueblo argentino y que manifestara sus deseos de emancipación respecto a la corona española.

Luego de un primer intento fallido que no arrojó los resultados esperados, la Asamblea General Constituyente lanzó el 6 de marzo de 1813 una convocatoria que cayó en manos del porteño Vicente López y Planes.

Inspirado, López y Planes escribió cada uno de los versos y obtuvo la aprobación de la Asamblea. Al mismo tiempo, se le encargó a Blas Parera la composición de la música. Según los testimonios de aquel tiempo, el español creó la partitura en una sola noche.Himno Nacional Argentino: presentación y evolución en el tiempo
– Para el 11 de mayo de 1813, la canción compuesta por López y Planes y Parera ya era reconocida como marcha patriótica.
– Las referencias históricas son un tanto ambiguas en cuanto al estreno de la obra. Hay quienes hablan del 14 de mayo y también quienes mencionan como fecha posible el 25 del mismo mes.
– De lo que nadie duda es que la presentación tuvo lugar en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson, quien era conocida por las tertulias que ofrecía y, principalmente, por defender valores como la libertad y el desarrollo de la mujer.
– Fue la misma Sánchez de Thompson quien entonó por primera vez en la historia los versos del himno nacional. La versión original de esta canción duraba unos 20 minutos y contenía numerosas referencias en rechazo a la monarquía española.
– Con el correr de los años se aplicarían algunas modificaciones, sobre todo en relación a la extensión del himno. Recién en 1944 se llegaría a la versión definitiva que se sigue cantando hasta el momento.
– Por otra parte, una curiosidad de aquel evento indica que en la sala “Sociedad Porteña en 1810” del Museo Histórico Nacional se encuentra el pianoforte Stoddard que era propiedad de Mariquita y con el cual se llevó a cabo la primera ejecución del himno.

Marcia Müller nominada a «Mejor álbum de chamamé» en los Premios Gardel

La acordeonista está nominada por su álbum Mujer de Chamamé y comparte terna con Chango Spasiuk y Milagrito Gómez. “El chamamé me sostuvo con vida en los peores y mejores momentos”, expresó a Elonce TV.“Estoy feliz porque es un aliciente para seguir adelante y trabajando”, expresó a Elonce TV Marcia Müller, nominada a Mejor álbum de chamamé en los premios Gardel 2021 por su obra, Mujer de Chamamé.

“Pensé mucho el postularme a los premios con mi disco, porque considero que el arte es muy difícil de medir”, dijo. Enseguida agregó que “después dije que hace mucho que vengo trabajando y quiero expandir mis horizontes. Si conseguía la postulación, era un estímulo muy grande a nivel nacional”.

Müller, comparte terna con Chango Spasiuk y Per Einar Watle por su trabajo “Hielo Azul Tierra Roja” y con Milagrito Gómez y su conjunto por su álbum “Con ritmo y alegría”.

Para colaborar con la votación “las personas tiene que compartir en sus redes sociales nuestro disco y contar que estamos nominadas, para que el jurado que está distribuido en el país, sepa de los artistas regionales”.

La acordeonista, cantante, autora y compositora, junto a “Maru Figueroa” musicalizaron la tarde del lunes.El 25 de mayo “festejó mi cumpleaños número 34 arriba de los escenarios”, mencionó la artista, y recordó que “comencé junto a mi viejo en una inauguración de una plaza en el barrio La Josefa en Campana. A mi papá le faltaba un guitarrista y subí a acompañarlo”.

“El chamamé me sostuvo con vida en los peores y mejores momentos”, expresó Muller.

COMIENZA LA SEMANA CON NUEVAS ACTIVIDADES DE LA SEMANA DE MAYO

La Municipalidad a través de la secretaría de Cultura, Turismo y Deportes comunica que hoy lunes 3 de mayo, comienza el cursado de la Formación Infantil en Música, dependiente de la Escuela Municipal de Artes y Oficios.
————————————
Hoy continúan las clases de teclado, espacio musical que forma parte de los Talleres de Libre Expresión. En ese sentido, los niños y niñas deben asistir al Cultural de 17.30 a 18.30; en tanto que los adultos tienen el taller de 18.30 a 20 horas.
———————————–
En el Cultural, de 18 a 19.30 horas continúa el Taller de Libre Expresión dedicado a la Realización Cinematográfica, En tanto que de 20 a 21.30, en el salón del camping, se prosiguen con las clases de Fotografía. Ambos talleres a cargo de Conrado Arévalo.
———————————–

En el salón de Feriantes del anfiteatro municipal continúa el curso de oficio de albañilería básica, desde las 18 horas.
En tanto que de 14 a 17.45, también en el salón de Feriantes, prosigue el curso de peluquería.

EL MUNICIPIO ORGANIZA UNA JORNADA DE CONSERVACIÓN CON MIRADA AMBIENTAL

La Municipalidad a través del Área de Turismo organiza para el próximo domingo 25 una “Jornada de Conservación” destinada a promover el cuidado de la naturaleza, con una fuerte mirada en el plano ambiental.
En este sentido, se invita a quienes quieran sumarse a la actividad que comenzará en horas de la mañana del domingo, que se inscriban gratuitamente completando el formulario: https://forms.gle/Rx8mM3HtqYZvaRZP7
Hay que destacar que estarán como disertantes miembros del Proyecto Taguató y Alfredo Grimaux.

LA ESCUELA MUNICIPAL DE ARTES ABRIÓ LAS INSCRIPCIONES PARA NUEVOS TALLERES DE LIBRE EXPRESIÓN

La Escuela Municipal de Artes abrió nuevas inscripciones para más Talleres de Libre Expresión, espacios artísticos totalmente gratuitos que brinda la Municipalidad a través de la Secretaría de Cultura, Turismo y Deportes. En este sentido, los talleres que se encuentran disponible para inscripción son los siguientes:
Guitarra
Teclado
Canto y Teatro Musical Infantil (5 a 12 años)
Percusión
Canto y Teatro Musical Adolescentes y Adultos (a partir de los 12 años)
Es preciso mencionar que los formularios de inscripción para estos talleres se encuentran disponibles en el Facebook Federal Cultural.

«Autores de Concordia» convoca a formar parte de una antología digital provincial

Autores de Concordia es una página web dedicada a la difusión de literatura entrerriana. Desde 2006 viene publicando autores de esa ciudad y olvidados o célebres del resto de la provincia. En 2021, invitará y convocará a escritores vigentes, nacidos o habitantes de Entre Ríos, y los ubicará por departamento, con el objetivo de convertirse en la mayor antología digital de la literatura provincial. Quienes escriban poesía, narrativa o ensayos y quieran formar parte pueden dirigirse a [email protected] Las condiciones para participar pueden leerse en www.autoresdeconcordia.com.ar/participar o a continuación:

La convocatoria es abierta a todos los autores de Entre Ríos, residentes o nativos y no tiene fecha límite. En principio, la edad de los participantes no deberá ser menor a los veinte años, salvo excepciones. Los trabajos deberán ser remitidos a la siguiente dirección electrónica: [email protected] Se adjuntará asimismo un breve currículum, que incluya una pequeña foto del autor, su fecha y lugar de nacimiento, libros publicados o la aclaración de «inédito» y su dirección electrónica o postal si así lo deseara. Los trabajos serán leídos detenidamente, reservándonos el derecho a su publicación. En algunos casos se invitará a autores que por su trayectoria o estética creemos deben ser difundidos.

Criterios de selección

Los criterios de selección del material serán abiertos a todas las estéticas, siempre y cuando se trate de poemas, cuentos, relatos y ensayos con valor literario ineludible. No se publicarán trabajos escritos con fines y alcances meramente expresivos, confesionales o terapéuticos. No dudamos que los mismos cumplen una función determinada, pero en esos textos muchas veces importa «lo que se dice» y no la forma, y a nosotros nos importa la forma en que se dice lo que se dice. En Métodos y Argumentos hablamos del perfil que queríamos darle al espacio, por lo cual este escrito funciona como un mapa incipiente, provisorio y con probables ramificaciones y rectificaciones futuras. La idea es que los visitantes se encuentren con un registro de voces tan completo y diverso como sea posible, pero también que ese registro sea literario o se acerque lo más posible a lo que consideramos literatura.

Fuente: Autores de Concordia