Está abierta la inscripción al curso virtual “Registro fotográfico de bienes culturales”

La Dirección Nacional de Bienes y Sitios Culturales organiza la edición 2021 del curso virtual “Registro fotográfico de bienes culturales”, que propone brindar a los participantes un conjunto de herramientas conceptuales y procedimentales para realizar el registro fotográfico. Se buscará desarrollar –a través de medios prácticos– algunos aspectos creativos en la imagen, explorando la aplicación de técnicas nuevas. También habrá un espacio de debate y reflexión que para integrar las experiencias de los participantes con los contenidos desarrollados en el curso, y a partir de la bibliografía y los ejercicios propuestos.

El curso está dirigido a personal de organismos vinculados con la custodia de bienes culturales (entes públicos de jurisdicción nacional, provincial o municipal; organizaciones no gubernamentales; instituciones privadas), que realice tareas de fotografía de bienes culturales, especialmente aquellas relacionadas con acciones de inventario o publicaciones web. Se requiere que los participantes cuenten con el equipamiento necesario para poder realizar las actividades. El mismo consta de una cámara profesional o semiprofesional.La inscripción será a través del siguiente formulario de inscripción y se recibirán hasta el 30 de junio inclusive.

La confirmación de vacantes se realizará por correo electrónico el día 8 de julio.

La actividad es gratuita y con cupos limitados.

La capacitación tendrá lugar durante julio y agosto, con una duración de cinco semanas. Se dictará a través de Aula Cultura, el campus virtual del Ministerio de Cultura.

Fuente: Ministerio de Cultura de la Nación

Se restablece la actividad cultural en cines, teatros y centros culturales en la provincia

Tras dos semanas de restricciones más duras en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, desde el gobierno provincial decidieron ampliar el abanico de actividades y horarios permitidos debido a que hubo un desaceleramiento en el nivel de contagios.

Las nuevas medidas sanitarias fueron anunciadas el pasado viernes por el gobernador Gustavo Bordet y tienen afecto sobre todo el territorio provincial. Cabe destacar que, atendiendo a las condiciones epidemiológicas y sanitarias de cada jurisdicción, cada municipio podrá disponer restricciones temporarias y focalizadas adicionales, siempre y cuando sean de su competencia.

Estas nuevas disposiciones alcanzan a la activididad cultural, aunque con algunas consideraciones:

Los talleres artísticos y academias de danzas se realizarán con un tope máximo de 15 personas en espacios cerrados y de 30 en espacios abiertos, cumpliendo con sus protocolos oportunamente aprobados.
Los cines, teatros, centros culturales y otros establecimientos afines tendrán un 30 por ciento de aforo, en relación con la capacidad máxima habilitada.
Las actividades culturales y deportivas autorizadas, podrán desarrollarse entre las 6 y 23 horas de cada día.
De esta manera se restablece la actividad cultural en la provincia, buscando dar un alivio económico al sector. Cabe destacar que el uso de barbijo, el distanciamiento social de dos metros entre personas y el respectivo lavado de manos, es obligatorio para cada instancia.

Lanzan un premio dirigido a librerías de todo el país

La Feria de Editores lanzó un interesante concurso: el premio a la librería del año. El objetivo, sostienen los organizadores, es “reconocer el trabajo de las librerías de todo el territorio argentino” porque “su trabajo también comprende la difusión del pensamiento y la literatura, su propuesta cultural como centro de reunión y su relación con la comunidad que la rodea”.

El establecimiento ganador recibirá 350.000 pesos para comprar libros en la FED y un 50% de descuento en todos los stands adheridos de la Feria. Para postularse, ingresar acá. Puede inscribirse cualquier librería que acredite más de un año de existencia al 10/06/2021 mediante contrato de alquiler o inscripción a la AFIP en un rubro de venta de libros.

“Apuntamos a las librerías que trabajan de forma incansable por la difusión del libro y generan un espacio de intercambio cultural dentro y fuera de su espacio físico. Las librerías son un foco de dinamización de la cultura local y una conexión con el pensamiento internacional”, sostienen.

Hay tiempo hasta el 10 de agosto. La librería ganadora será anunciada en la Feria de Editores el 1 de octubre.

Fuente: Infobae

Transformarán la casa de la infancia de María Elena Walsh en un espacio cultural

La casa donde la escritora y cancionista María Elena Walsh nació y vivió su infancia, en el distrito de Morón, provincia de Buenos Aires, en cuyo fondo aún está el jacarandá que la autora veía «nevar» y al que el viento hacía «cosquillas», será restaurada y abierta desde el año próximo como un espacio donde los niños, niñas y sus familias podrán disfrutar de canciones y juegos.

«La casa debe ser restaurada, pero no solo para recuperar los espacios y rincones que tengan que ver con la identidad de María Elena y su infancia, no es nuestro propósito transformar el lugar en un museo con recuerdos u objetos de ella sino transformar el lugar en un espacio en el que se recuerde y rinda homenaje a María Elena Walsh recreando el espíritu de su obra a través de lo lúdico, de lo recreativo, de lo emocional», explicó a Télam el secretario de Comunicación del municipio de Morón, Fernando Torrillate.

Se trata de una casa ubicada en la calle Tres de Febrero 547, en Villa Sarmiento, donde el 1 de febrero de 1930, nació María Elena Walsh, una de las máximas referentes de nuestra cultura, hija de Enrique Roberto Walsh y Lucía Monsalvo. Como ella misma contó a sus pequeños lectores en su libro «Chaucha y Palito», era «la casa grande».»Me crié dentro de lo que se llama clase media, es decir ni rica ni pobre. Mi casa era muy grande, con jardín, patios, árboles frutales, gallinero, perro, gato, canarios, tortuga, bicicletas, libros y pianos. ¿Qué más se puede pedir?», escribió en el Cuento de la Autora, incluido al final del mencionado libro.

Esa «casa muy grande», donde María Elena compartió la niñez con su hermana Susana y otros 5 hermanos de parte de su padre, aún está en pie, con el deterioro propio de una casa que estuvo deshabitada mucho tiempo.
Es una casa de una planta, de ambientes amplios, dormitorios con piso de parquet, paredes gruesas, techos altos, ventanas con postigos de dos hojas y puertas anchas de madera pintada de gris y verdeagua y las que dan al patio con puerta mosquitero también. Y allí, en el patio de lajas, el jacarandá, cuyas flores celestes tanto impresionaron a la autora que le dedicó una canción, donde habla de «ver qué bonito nieva/del jacarandá» y cuenta que «el viento le hace cosquillas/al jacarandá».

En ese patio jugó con sus hermanos, primos y vecinos. «Vivía armada de cartucheras, casco de explorador, arco y flechas, revólveres, hachas de piel roja y escopeta de corchito al hombro», recordaba la escritora en uno de los fragmentos de Cuentos de la Autora.

Fue a una escuela pública y, como ella contó, cuando terminó la primaria también se acabó «la buena vida en la casa grande». Su padre se jubiló «y hubo que reducirse a casa chica y tirar por la borda juguetes, gallinero, descomunales roperos de luna y tantas otras felices abundancias», dijo María Elena.

Torrillate explicó a esta agencia que por lo que pudieron investigar, «la casa fue comprada por el papá de María Elena a «The Buenos Aires Western Railivay Limited Compañía del Ferrocarril del Oeste de Buenos Aires Limitada», según escritura del 12 de junio de 1923. Él trabajaba como jefe de contaduría en la estación de Ramos Mejía.

«En 1950, tres años después de la muerte de don Enrique Leandro Helguera y Ramón Melgar, representantes de ´La Chapelle, Instituto Médico de Reposo´ compraron la propiedad con la intención de expandir la clínica. Ese era el neuropsiquiátrico al que se refiere María Elena en ´Chaucha y Palito´, que quedaba a la vuelta de la casa grande», destacó Torrillate.
María Elena lo relató así: «Junto a la casa grande habían instalado un manicomio. Los pobres enfermos cantaban y peroraban a grito pelado todo el día y de noche nos aterraba su vecindad. A veces, por arriba del alto muro que reemplazaba a un democrático alambrado con puerta y todo, los locos nos tiraban regalitos: muñecos de papel plateado, higos verdes envueltos en un retazo, cajas de fósforos decoradas con pinturitas».

«En 1954, Astranik y Dikran Bokhdjalian compraron la propiedad y la conservaron hasta que fue adquirida el 9 de abril de este año por el Ministerio de Cultura de la Nación y cedida al Municipio de Morón», apuntó Torrillate.La familia Walsh se mudó. «Empezaba la época de los departamentos y el disparate social de vivir como sardinas en lata, ignorándose entre vecinos, mientras que antes- en eso que hoy se llama Gran Buenos Aires- el vecindario parecía sucursal de la familia (…) Quizá para consolarme de tantas desdichas empecé a escribir versos», rememoró la cantautora en ese texto escrito en «Chaucha y Palito».

«El intendente (de Morón) Lucas Ghi entendió que, dada la trascendencia histórica de María Elena Walsh y de su obra, la enorme influencia que ella tiene a lo largo de muchas generaciones y su importancia como poeta y como mujer, era importante avanzar en la idea de recuperar su casa natal para abrirla a la comunidad», explicó el secretario de Morón.

Detalló que el proyecto de recuperación de la casa prevé organizar «cuatro o cinco salas, un auditorio, baños, un espacio al aire libre, la idea no es exponer objetos de María Elena, armar un museo, los objetos tendrán su lugar pero la idea es que la casa sea un punto de encuentro donde puedan venir los chicos y sus familias a disfrutar actividades recreativas y lúdicas».

«Estamos trabajando en la perspectiva de que los vecinos, las familias, los niños y niñas puedan llenar ese lugar de la luz transformadora, la alegría creativa y la imaginación generosa que nos dejó María Elena, asistiendo a espacios de juegos, de participación y también de producción cultural y de disfrute y esparcimiento. Es un enorme desafío crear una ´oferta´ cultural que esté a la altura de una obra tan genial y trascendente como lo es la de María Elena», explicó Torrillate

En ese sentido, anunció que desde el municipio están buscando a vecinos y compañeros y compañeras de barrio y escuela de María Elena.

«La Unidad de Gestión Comunitaria municipal N° 7 de Villa Sarmiento viene haciendo un trabajo de investigación muy importante en la zona, visitando instituciones, entrevistando vecinas y vecinos y recogiendo documentación para correrle el velo a esta hermosa historia. Aún no encontramos vecinos que hayan convivido con ella, pero seguro habremos de encontrarlos», dijo entusiasta.

Precisó que María Elena «egresó en el año ’41 de la escuela primaria n° 21, que queda a pocas cuadras de allí, también en Villa Sarmiento, y es posible que, aunque sean muy mayores, existan algunas personas que aún vivan y que la hayan conocido».

Torrillate confirmó que están definiendo con el Ministerio de Cultura de Nación «el proyecto conceptual y arquitectónico»; esperan poder licitar y comenzar la reforma este año para poder abrirla a principios del año que viene.

La mirada de Fernando recorrió los ambientes de esa casa donde hay mucho que restaurar pero confía que el año próximo haya niños y niñas corriendo y riendo con los sones de «Manuelita» o el «Twist del Mono Liso» y por siempre se homenajee a María Elena «cantando al sol como la cigarra/después de un año bajo la tierra/igual que un sobreviviente/ que vuelve de la guerra».

Fuente: Télam

Se conmemora en todo el país el Día del Escritor y la Escritora

El 13 de junio se conmemora en todo el país el Día del Escritor y la Escritora, en homenaje al nacimiento del escritor argentino Leopoldo Lugones, en 1874.

Lugones nació el 13 de junio de 1874 en Villa María del Río Seco, Córdoba y se suicidó el 18 de febrero de1938 en un hotel del Tigre. Fue la SADE la que estableció la fecha de su nacimiento como el Día del Escritor en la Argentina.

Fue uno de los fundadores de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), que presidió, junto a Horacio Quiroga como vice, entre 1928 y 1932.Poeta, narrador, bibliotecario, pedagogo y ensayista, en su obra forjó de hecho una vanguardia literaria que rompió con la herencia hispanista y sentó así las bases de un literatura moderna, siempre en la búsqueda de una lengua propia para nuestro país.

Admirador de Rubén Darío, fue autor de una treintena de libros, entre ellos, Los crepúsculos del jardín, Las fuerzas extrañas, Las horas doradas y La guerra gaucha, que fue llevada al cine en 1942 por Lucas Demare.

Para Lugones, el rol del escritor estaba unido al destino de su país y por lo tanto, debía ser parte de su acción política. Admirador de las bibliotecas populares (contaba anécdotas sobre cómo lo marcó la biblioteca de su pueblo), dirigió hasta su muerte la Biblioteca Nacional de Maestros y contribuyó a diseñar una reforma para la educación secundaria argentina.Al mismo tiempo, algunos de sus ensayos se constituyeron en hitos de la cultura argentina. Las conferencias que brindó en el teatro Odeón sobre el Martín Fierro, en las que comparaba al guacho con la épica homérica, tienen mucho que ver en su constitución como “libro nacional”.

A pesar de ser considerado un poeta moderno, fue crítico de las vanguardias literarias de principios del siglo XX lo que lo enfrentó al grupo de literatos que participaba de la revista Martín Fierro, entre ellos, Oliverio Girongo, Norah Lange, Leopoldo Marechal y Jorge Luis Borges.

Sin embargo, fue precisamente Borges quien luego de su muerte lo definió como “el máximo escritor argentino”. “Lugones encarnó en grado heroico las cualidades de nuestra literatura, buenas y malas. Por un lado, el goce verbal, la música instintiva, la facultad de comprender y reproducir cualquier artificio; por otro, cierta indiferencia esencial, la posibilidad de encarar un tema desde diversos ángulos, de usarlo para la exaltación o para la burla”, escribió en un texto de 1963.

Fuente: Ministerio de Cultura de la Nación

Empresarios del espectáculo acatan las medidas de confinamiento estricto por «la grave situación epidemiológica»

La Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (Adet) acató la nueva suspensión de las actividades culturales dispuestas por el Gobierno Nacional hasta el 11 de junio “entendiendo la grave situación epidemiológica actual”.“Sin perjuicio de lo anterior, para cuando el teatro y la música en vivo retomen su actividad, ratificamos el compromiso a continuar manteniendo los probados niveles de cuidado y prevención que hemos aplicado durante los cinco meses en funcionamiento”, destacó la entidad en un comunicado difundido esta noche.

Aadet, que brega por la creación de un pasaporte cultural que habilite a trabajadores del sector y al público a poder circular aún en momentos de restricciones sanitarias, resaltó que la políticas de cuidado en sus salas se hizo “bajo el estricto cumplimiento de los estudiados protocolos desarrollados junto a las organizaciones gremiales e institucionales, el Ministerio de Cultura de la Nación, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo y el Ministerio de Salud de la Nación”.

Jairo celebra cinco décadas de música con un gran álbum de colaboraciones

Algunos de sus mayores éxitos y muchos invitados especiales en el primer volumen de 50 años de música: León Gieco, Víctor Heredia, Marcela Morelo, Abel Pintos y Juan Carlos Baglietto, entre otrosArtista: Jairo. Álbum: 50 años de música. Temas: Milonga del Trovador”, “Caballo Loco”, “Milagro en el bar Unión”, “Había una vez”, “Volver a vivir”, “El Ferroviario”, “Le diable”, “Por si tú quieres saber”, “Nuestro amor será un himno”, “Podría bailar toda la noche contigo”. Edición: Independiente. Nuestra opinión: Excelente.

Un disco de homenaje es una enorme caricia al alma (y al ego). Claro que, para eso, un músico tiene que tener con qué. Y Jairo lo tiene. Cuenta con medio siglo de vida artística y todas las credenciales posibles para un álbum con muchos invitados, al menos uno o dos por cada pista. Y eso fue lo que hizo, un gran autohomenaje que se llama 50 años de música.9Ads by

En ese sentido, con el alma seguramente reconfortada, se podrá dar por satisfecho. Pero la otra cara del gesto vindicativo, evocativo y de homenaje es el hecho artístico porque esto, en definitiva, es un álbum y está destinado a una audiencia. En general, los discos con muchas colaboraciones son un desfile de figuras que aportar una gran cuota de eclecticismo y resultado dispar. Afortunadamente, no será este el caso (al menos en este primer volumen de una edición doble).

En esta producción la convocatoria de artistas funciona muy bien y el repertorio (que no es de veinte ni treinta temas sino de diez excelentemente bien seleccionados), tiene la atrevida heterogeneidad que Jairo siempre ha sabido homogenizar en esa singular cualidad de “cantor nacional” (de la Argentina de los pueblos originarios y de los inmigrantes). Ese capaz de unificar lenguajes y corrientes estéticas en una sola voz: del tono melódico al folklore y de allí a la canción francesa. “Milonga del trovador” (hecha a su medida), “El ferroviario”, “Milagro del bar Unión” y “Caballo loco” (de su sólida sociedad autor-compositor con Daniel Salzano), “Le Diable” o el toque especial de María Elena Walsh en “Había una vez”. Nada de esto le resulta ajeno a su voz ni a la de sus invitados. Veamos ahora esa lista de notables, de distintas generaciones. León Gieco, Víctor Heredia, Marcela Morelo, Abel Pintos, Luciano Pereyra, Lisandro Aristimuño, la banda Eruca Sativa, Juan Carlos Baglietto, Nahuel Pennisi, Pedro Aznar, Elena Roger, Escalandum, y los hijos de Jairo (Iván, Yaco, Mario y Lucía).Si el resultado es un disco tan notable, esto no solo se debe a la acertada convocatoria de artistas. Sin duda, la labor del productor Lito Vitale fue decisiva. Por los arreglos de cada tema y el modo como cada invitado pone la voz en las canciones se puede disfrutar de un álbum de magnífica factura. Más allá del gusto personal de cada oyente, es difícil destacar algunas versiones por encima de las otras. Es cierto que, tal vez, algunas llamen más la atención que otras, pero no será porque suenen más logradas sino por ciertas particularidades. Los climas que se consiguen con el aporte de Eruca Sativa y Abel Pintos, sumados a la voz de Jairo, hacen de la “Milonga del trovador”, que abre este disco, una versión superadora de muchas escuchadas hasta ahora. Pero, al mismo tiempo, es justo decir que no es mejor que el resto: que aquella “Por si tú quieres saber”, que Jairo transformó en un éxito hace 50 años, en España, y que aquí comparte con Marcela Morelo, con discreta instrumentación acústica; o la excelsa “Le Diable”, con Elena Roger y Escalandrum; o “Milagro en el bar Unión”, con dos de su generación, Gieco y Heredia. Yaco González, hijo de Jairo (y su socio musical desde hace un par de décadas) seguramente ha sido un gran impulsor de este notable disco de homenaje. De hecho, en el dibujo de la tapa del álbum se ve a Jairo junto a Yaco.En 50 años de música nada suena forzado, todo está artísticamente logrado, conservando una estética, sumando con mucha sutileza el aporte de cada invitado. Jairo está lejos (por estética y por una cuestión generacional) del reggatón y del trap, géneros que lideran el mainstream de las producciones colaborativas. Pero atención que éste será uno de los mejores discos “feat” del año. Sin duda.
fuente www.diariodecultura.com.ar

Lanzan un apoyo para Ferias del Libro en todo el país

El programa de Apoyo a Ferias del Libro, se trata de un programa de fondos concursables, y de capacitación en saberes específicos, dirigido a ferias del libro, sin fines de lucro, municipales, provinciales, de organizaciones no gubernamentales y/o de colectivos autogestivos de todo el país.

Hay tiempo hasta el 25 de junio para participar.

Impulsada por el Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Secretaría de Desarrollo Cultural y su Dirección Nacional de Promoción de Proyectos Culturales, la convocatoria tiene como objetivos contribuir a fortalecer las ferias del libro como espacios de democratización, promoción de la lectura y estímulo de la economía del sector; propiciar la confluencia entre lectores/as y escritores/as, favoreciendo la creación de nuevos públicos; y fomentar la descentralización cultural desde una perspectiva federal.

En esta primera etapa la convocatoria estará abierta para aplicar a los fondos concursables, y con posterioridad se abrirá la modalidad de capacitación.Podrán participar ferias del libro que se realicen entre agosto y diciembre de este año, ya sean gubernamentales –organizadas por entes provinciales o municipales– o no gubernamentales –organizadas por personas jurídicas (asociaciones civiles, fundaciones, cooperativas, entre otras) que asuman ese rol en el marco de su objeto social– y/o por colectivos autogestivos de todo el país.

Las ferias previstas para realizarse de manera presencial o semipresencial deberán contar con un protocolo sanitario vigente aprobado por las autoridades competentes provinciales y/o nacionales según corresponda.

Las ferias podrán postularse a una o varias de las siguientes líneas, siempre y cuando el monto total solicitado no supere los $200.000.

Línea Invitados/as
Monto máximo de la ayuda: $150.000

Línea Virtual
Monto máximo de la ayuda: $100.000

Línea Covid-19 / Protocolo de higiene
Monto máximo de la ayuda: $80.000

Línea Imagen
Monto máximo de la ayuda: $100.000

Línea Pabellones
Monto máximo de la ayuda: $200.000

Línea Gestión
Monto máximo de la ayuda: $100.000

Inscripción

La inscripción es gratuita y se realiza de manera online, cumpliendo los siguientes pasos:

– Completar el formulario de postulación, seleccionando la o las líneas a las que desea aplicar, y completando todos los campos requeridos.

– Adjuntar la documentación respaldatoria que se solicita y la carta compromiso correspondiente según el tipo de feria. Descargar aquí modelos de carta compromiso: para entes provinciales o municipales o para personas jurídicas sin fines de lucro u organizaciones autogestivas.

– Validar en línea y enviar la postulación.

Se recomienda antes de proceder a la inscripción leer atentamente el Reglamento con las bases y condiciones de la convocatoria, que se puede descargar acá, y luego, completar el formulario de inscripción con todos los datos y la documentación requerida para la postulación según el tipo de ente organizador de la feria: organismos públicos, personerías jurídicas sin fines de lucro, colectivos autogestivos.

Selección

Las propuestas que se encuentren completas, y conforme el reglamento, serán analizadas por un jurado compuesto por tres miembros titulares y un suplente, todos representantes destacados del ámbito cultural e institucional, cuya composición se anunciará oportunamente en esta misma página web.

El jurado valorará especialmente:

– Los antecedentes históricos y la trayectoria de la feria.

– La propuesta integral y de contenidos artísticos literarios.

– La capacidad de gestión, organización, planificación y logística del organizador.

– Las estrategias para la creación y fortalecimiento de nuevos públicos.

– La contribución al desarrollo de la bibliodiversidad.

Adicionalmente, el jurado tendrá́ en cuenta también criterios de distribución y proporcionalidad razonable de alcance territorial, dado el carácter federal de la convocatoria, y en materia de géneros y de accesibilidad.

Por consultas escribir a: [email protected]

Solidaridad de Orlando Vera Cruz con una familia entrerriana

El artista Orlando Vera Cruz realizará una peña virtual solidaria el jueves 3 de junio, a las 20 horas, con el fin de recaudar fondos para Martina Aguirre, una niñita entrerriana que cursa problemas de salud.

El propio cantor y compositor santafesino de 76 años, con abuelos entrerrianos, anunció su actuación a través de las redes sociales para ayudar a la familia de Martina. Su padre es oriundo de Avigdor pero vive actualmente en Luján, adonde se marchó hace algunos años en busca de trabajo. La niña padece meningitis luego de una neurocirugía por Chiari tipo 1, aunque vale aclarar que su estado no es de extrema gravedad.

La actuación será este jueves 3 de junio a las 20 horas a través de la plataforma Zoom. El valor mínimo de la entrada es de 500 pesos. Para adquirirla, los interesados se deben comunicar al WhatsApp 2323-216237. Obviamente, se trata de un modo de asistir a la familia y al mismo tiempo compartir el arte del distinguido cantor y compositor, de una sensibilidad a toda prueba con los pueblos y el paisaje del litoral.

“Voy a hacer un beneficio total para Martina Aguirre, decidimos colaborar con lo que podemos, les digo para quienes quieran acompañar; sepan que todo lo que se recaude va a la cuenta de la niña, para poder ayudarla en este problema de salud. Al pie de esto va a estar el día, el horario, de cuando pueden ingresar a eso que se hace ahora, que se paga una entrada y podemos estar charlando y tocando la guitarra”, comentó Orlando Vera Cruz en sus redes sociales, en su particular estilo, a modo de invitación.De larga trayectoria en el cancionero popular argentino, Orlando Vera Cruz puede ser recordado por el rasguido doble “Punta Cayastá”, con letra de Julio Migno. O la ranchera “Costera mi costerita”, que solía cantar a dúo con María Ofelia y también con su hija Emilce Pais, de dulce voz. También se valora acá la chamarrita “Pa’ Entre Ríos es la cosa” que compuso en recuerdo de sus abuelos ‘panzaverdes’ de Rosario del Tala. “Tengo muchos hermanos, son entrerrianos, no hay más que hablar”, dice su poema. Orlando Luis Cayetano Pais, conocido como Orlando Vera Cruz, muestra una vez más su ya conocida actitud para la gauchada.
fuente www.analisisdigital.com.ar

FEDERAL 25 DE MAYO Día de la Revolución de Mayo

Atentos a la situación epidemiológica que difícilmente atraviesa nuestra localidad, es que se ha tomado la determinación de no realizar un acto presencial. De esta forma preservamos la salud de nuestra comunidad y al mismo tiempo conmemoramos históricamente el #PrimerGobiernoPatrio.