Compositoras: “Somos mujeres cantando lo nuestro, somos hermanas regando el desierto”

Se presentaron en el Auditorio de la Escuela de Música en Paraná las ocho artistas entrerrianas que dieron vida al Ciclo Compositoras. El encuentro fue un viaje por la diversidad de músicas y con fuerte contenido político. La sala estuvo repleta.

Las ocho compositoras entrerrianas conformaron en 2018 un ciclo musical que se llevó a cabo en la Casa de la Cultura de Entre Ríos. En este nuevo concierto, las artistas deleitaron con sus músicas y un ensamble formidable. La cita se realizó con entrada libre y gratuita en el marco de las actividades para conmemorar el Mes de las Mujeres programadas por la Secretaría de Turismo y Cultura de Entre Ríos y producido integralmente por el colectivo de gestión que integran las artistas.

Cabe destacar que el ciclo continuará sus presentaciones visitando Rosario del Tala, La Paz, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay, durante marzo y abril. En esas ciudades serán recibidas, al mismo tiempo, por otras mujeres artistas.

Artistas entrerrianas: amor y talento en un concierto de lujo

El Auditorio «Walter Heinze» se vio colmado de una multitud ruidosa que se acercó hasta la sala ubicada en calle Italia de la capital entrerriana. La fila de ingreso alcanzaba la puerta de calle.

Entre bambalinas, Analía Bosque, Miriam Gutiérrez, Flopa Suksdorf, Susana Ratcliff, Emilia Cersofio, Marcia Müller, Silvia Salomone y Melisa Budini, atendían sus instrumentos y las condiciones técnicas para que todo estuviera listo para el encuentro que tenía como objetivo proponer un diálogo entre el canto y la música teniendo a la mujer artista como protagonista.

También se encontraba la pianista Paola Núñez, una de las gestoras del del ciclo, quien las acompañaría en el escenario. En la realización técnica se encontraban Eduardo Vilar y Sergio Fabri.

Sorpresas y nacimientos

Luego de un interminable silencio expectante el concierto arrancó. En el escenario ellas permanecieron, formando un semicírculo entre instrumentos y micrófonos, porque la propuesta fue un diálogo amoroso entre ellas y las y los destinatarios de las butacas.

Arrancó Silvia “La Rusa” Salomone con “Noche despierta”, dando la bienvenida a los espectadores. “Esta apertura de Compositoras 2019 está llena de sorpresas y de nacimientos. Es una alegría enorme brindar este espectáculo”.

Adentrándose al paisaje del litoral Marcia Müller se despachó con “Aguaribay”. Hubo también composiciones dedicadas a la ciudad de Paraná, a sus barrancas y su río, como el de tema musical de Analía Bosque, con estilo directamente emparentado a la música del litoral.

Seguidamente, fue el turno de Melisa Budini con una canción de letra poderosa: “Puedo habitar mí calabozo o danzar libre y viajera…Soy la fuerza. No me temo”.

En el momento de la intervención de la cantante Flopa Suksdorf con “Mi último par de zapatos”, varias de las instrumentistas crearon un clima verdaderamente estridente entre el piano, el bandoneón y la voz. Luego participaron con coros al mejor estilo blusero que terminó en un apagón. El público se encendió.

Susana Ratclif volvió a agradecer a sus compañeras, contó que muchas no se conocían entre ellas previo al proyecto, y que estaban felices y satisfechas de los logros y del grupo humano que se había conformado. Sus palabras fueron el preludio de “Ahí viene la Solapa”, tema en que fue acompañada por Marcia Müller y Miriam Gutiérrez en acordeón y bandoneón respectivamente.

Las mujeres artistas empoderadas

Sobre uno de los atriles de Susana Ratclif mantiene atado un pañuelo verde de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que se mantiene orgulloso durante todo el recital. El tono político del encuentro se coronó minutos más tarde con la interpretación de “Verde candil” con todas las voces del escenario. La canción, compuesta por Salomone para el debate de la legalización del aborto, fue interpretada de pie.

“Cartoneros de mí barrio” de Ratclif en clave de candombe, una canción para evidenciar las injusticias sociales, la miseria y la marginalidad de los años del 2001. “Parece que fue hace tanto, y hace ayer” dijo otra de las cantantes; y una vez más la platea asintió con el aplauso.

“No normalicen mí deseo”, soltó al aire Emilia Cersofio mientras proponía a sus compañeras un juego de instrumentos. La bajista las guiaba como si se tratara de una directora de orquesta, con ese tono espontáneo que caracteriza a la cantante más joven de las Compositoras. Los instrumentos fueron apareciendo de a uno como luciéndose en una fiesta. De aquella rapsodia colorida resultó una cumbia-rap que invitaba a derribar los prejuicios.

«Nosotras también queremos más mujeres músicas en los escenarios de Argentina», fue la frase de Marcia Müller.

Cierre emotivo

“Ser mujeres en la música no ha sido fácil. Pero, todo este movimiento de mujeres que está en las calles desde hace unos cuántos años, también nos da la posibilidad de encontrarnos entre nosotras, de reconocernos”, dijo agradeciendo Paola Núñez. Después de sus palabras algo especial sucedió en el escenario: fueron convocadas todas las nuevas compositoras y cantaron una chaya, interpretada a 16 voces. Cada una de las artistas con su tono y color particular reunida en la marea grupal y poderosa, y con un mensaje que hablada de los poderes del viento, del fuego, del río, de la tierra.

La frase final se quedó prendida en algunos labios y miradas emocionadas del público: “Somos mujeres cantando lo nuestro, somos hermanas regando el desierto” .

En muchos sentidos, el primer ciclo musical fue iniciático para el proyecto y tuvo un efecto multiplicador, donde se posibilitó un intercambio de novedosas experiencias de ensamble y aprendizajes artísticos y humanos. Desde el punto de vista de la gestión y la producción, Compositoras fue singular y de gran calidad en la región, gestado por mujeres pensando para germinar en otras mujeres pares que son instrumentistas o que se dedican a la canción y la composición. Al mismo tiempo, y como remarcaba Silvia Salamone, el proyecto Compositoras “implica adherir a un cambio cultural”, instalando los debates ancestrales y contemporáneos respecto del rol de la mujer en la sociedad, y específicamente, en el arte.

Compositoras volumen II

El nuevo ciclo se realizará todos los viernes de cada mes desde abril a diciembre en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos, organizado en conjunto con esa institución. Formarán parte de esta segunda vuelta de las Compositoras: Ana Contreras, Gabi Zonis, Brenda Espinoza, Antonella Squilacci, Adriana Brucelario, Luciana Insfran, Agustina Schreider y Paola Núñez.

Informes

Secretaría de Turismo y Cultura

Gobierno de Entre Ríos

Facebook: Cultura Entre Ríos

Teléfono: 0343 – 4227828

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: