COPLAS PARA LA PARTIDA DE CHANGUITO MEDINA

Vino de pronto en la noche
La blanca yegua madrina
Y en suave relincho dijo:
Suba, Changuito medina.

Usté sabe como esto:
El hombre no se acoquina
Cuando la música acaba:
Vamos, Changuito Medina.

El no quiso que lo trate
Como un flojo esa ladina
Y sin pronunciar palabra
Montó, Changuito Medina.

Pareció falsa noticia
Escuchada en cada esquina,
Pero resultó verdad:
Se fue Changuito Medina.

En solar federalense
Quedó clavada una espina:
Una pista con el nombre
De un tal Changuito Medina.

Cachencho estaba extrañando
Una acordeón argentina,
Y ahora escuchará contento
La de Changuito Medina.

Melancólica, en el aire
Una música en sordina
Va musitando un adiós
Para Changuito Medina.

En cielos chamameceros
Con estrellas vespertinas,
Ha empezado a brillar otra:
La de Changuito Medina.

AUTOR : MIGUEL CARLOS GONZÁLEZ
SANTA FE-AGOSTO 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: